Marbella

Lujo, yates y fiesta. Aunque para muchos Marbella no sea más que eso, la capital occidental de la Costa del Sol tiene mucho más que ofrecer. ¡Descúbrelo!

A unos 60 kilómetros de Málaga se encuentra la capital occidental de la Costa del Sol: Marbella. Esta antigua villa de pescadores se ha convertido en las últimas décadas en todo un reflejo del lujo y la ostentación. Marbella es sinónimo de lujo, tiendas de marca y yates, sí. Pero alberga muchos más atractivos que la convierten en una visita imprescindible desde Málaga

El centro histórico de Málaga mantiene la esencia puramente andaluza de los pueblos blancos de la Costa del Sol. Sus estrechas calles encaladas, sus fachadas decoradas con geranios de colores y las terrazas en plena calle forman parte de su atractivo natural.

Marbella también merece la pena por su paisaje. La ciudad se encuentra en las faldas de Sierra Blanca y está bañada por el mar Mediterráneo. Esta estampa de postal ha propiciado la creación de campos de golf por toda la ciudad.

Puerto Banús

La primera imagen que se nos viene a la cabeza al pensar en Marbella es Puerto Banús. El puerto deportivo de la ciudad se ha convertido en su seña de identidad, gracias a las filas de yates atracados, las tiendas de lujo del paseo marítimo y los coches deportivos que se dejan ver por la zona.

La fama de Puerto Banús es internacional. Su ocio, sus comercios y su exclusividad han seducido a personajes de la talla de Antonio Banderas, Carmen Thyssen, Vicente del Bosque o Julio Iglesias, entre muchos otros.  

Otros atractivos de Marbella

Museo del Grabado

Uno de los grandes desconocidos de Marbella es el Museo del Grabado, un centro de exposiciones que alberga más de cuatro mil grabados del arte contemporáneo español. Entre los artistas más destacados de la colección destacan Picasso, Miró, Tàpies o Saura.

Murallas

En el extremo norte del casco histórico de Marbella se levantan los restos de las murallas musulmanas que protegían el castillo de la ciudad en su etapa andalusí. Estos imponentes muros datan de los siglos XI y XII y son la huella musulmana más importante de Marbella.

Avenida del Mar

Esta avenida que comunica el centro histórico y con el paseo marítimo está decorada con curiosas esculturas del artista Salvador Dalí. Merece la pena pasear por las baldosas de mármol y observar las obras del maestro del surrealismo.

Plaza de los Naranjos

Una de las plazas más bonitas de Marbella es la Plaza de los Naranjos, llena de terrazas y ambiente a prácticamente cualquier hora del día.

Restos romanos

Marbella fue una de las villas romanas más importantes de Málaga. Hoy en día, aún quedan vestigios de estos asentamientos históricos a varios kilómetros del núcleo urbano. Las Bóvedas de Marbella o Termas de Guadalmina y la Villa Romana ubicada en un margen del Río Verde son dos claros ejemplos.

Cómo llegar a Marbella

Hay varias formas de llegar a Marbella desde Málaga, pero la más cómoda es por carretera. La autovía llega hasta esta ciudad costera, por lo que el trayecto de Málaga a Marbella en coche dura una hora escasa.

Si preferís usar el transporte público, la compañía Avanzabus ofrece autobuses por menos de 10€. La duración del trayecto es de 45 minutos o de 1 hora y media, en función de las paradas.

La mejor opción para descubrir los encantos de esta lujosa ciudad es reservar una excursión a Marbella desde Málaga por 28€. Además, conoceréis otro de los pueblos más bonitos de la Costa del Sol: Mijas.