Málaga en 24 horas

Málaga en 24 horas

¿Estáis de paso en Málaga? ¿Solo tenéis un día para ver la ciudad? Aunque la capital de la Costa del Sol tiene mucho que ofrecer, siguiendo este itinerario podréis visitar Málaga en 24 horas.

Este itinerario está pensado para sacarle el máximo partido a la ciudad y tratar de ver las principales atracciones turísticas de Málaga en 24 horas. El recorrido está pensado para viajeros que lleguen por la tarde y dispongan del día siguiente entero para visitar museos y monumentos.

A la hora de planificar un viaje tan breve, es importante tener en cuenta el horario de las visitas que queráis incluir en vuestro itinerario, ya que algunos museos y monumentos cierran los lunes o modifican sus horas de apertura según cada estación.

Día de llegada

Después de dejar las maletas en el hotel, os recomendamos llegar hasta la Alameda Principal, el punto de partida de este itinerario de 24 horas por Málaga. En función de las horas que tengáis libre por la tarde, podréis añadir o quitar paradas a este recorrido.

Frente a esta céntrica avenida se abre la calle más famosa de Málaga: la calle del Marqués de Larios. La simetría y elegancia de los edificios de esta calle son uno de sus mayores atractivos, ademas del gran número de tiendas que alberga. ¡Un paraíso para los amantes de las compras!

Si recorréis la calle Larios hasta el final, desembocaréis en la Plaza de la Constitución, un pequeño reducto de la historia reciente de Málaga y de España. Si veis a gente mirando el suelo detenidamente, no os asustéis, sumaos a ellos para descubrir los secretos en las baldosas de la plaza más querida por los malagueños.

Además, en la Plaza de la Constitución se encuentra el punto de información turística. Desde aquí podréis entrar de lleno en la antigua judería de Málaga, un laberinto de calles estrechas donde revivir la historia de Málaga y deleitar al paladar con sus productos típicos. Si buscáis un restaurante donde cenar y probar el vino dulce, la taberna el Pimpi es la más famosa de toda la ciudad.

Día completo

Para comenzar un día de turismo por Málaga de la mejor forma posible, la primera parada debe ser uno de los monumentos más bonitos de la ciudad: la Catedral de Málaga. Tanto el exterior como el interior del templo son ejemplos extraordinarios de arquitectura barroca y renacentista, ¡toda una joya patrimonial en pleno centro de la ciudad!

Dejando la entrada de la catedral a vuestra espalda se abre una estrecha calle empedrada que os conducirá hasta la segunda parada del recorrido: el Museo Picasso. No importa si no sois amantes del arte, las obras que encontrareis en el interior del museo son auténticas joyas del cubismo y conforman la herencia artística más importante de Málaga.

Siguiendo cualquiera de las calles que conducen hacia el norte llegaréis a la Plaza de la Merced, un entorno donde ver el Obelisco a Torrijos y el museo Casa Natal Picasso. Además, la Plaza de la Merced es una excelente zona donde comer en una terraza, si el tiempo de Málaga lo permite.

Con las fuerzas recargadas, podréis continuar la ruta visitando el mayor símbolo del pasado andalusí de la ciudad: la Alcazaba. Nuestra recomendación es hacer una visita guiada por este palacio-fortaleza para descubrir el complejo sistema de defensa que lo convirtió en el lugar más inexpugnable de su época.

Al bajar de la Alcazaba, os encontraréis de lleno con el Teatro Romano de Málaga, un histórico auditorio del siglo I que se conserva en muy buen estado gracias a permanecer siglos enterrado bajo tierra.

Si todavía os sobra energía, la mejor forma de poner fin a un día de turismo por Málaga es ver el atardecer en el puerto. Os llevaréis una imagen de postal que pondrá la guinda del pastel a estas 24 horas en Málaga.

¿Más de un día en Málaga?

Si tenéis la suerte de disponer de más de 24 horas en Málaga, no podéis dejar de visitar otros museos interesantes, como el Thyssen, el Centre Pompidou o el Museo de Málaga. También podéis pasear por lugares tan interesantes como el Puerto de Málaga o el Castillo de Gibralfaro.

Además, os recomendamos visitar otros pueblos cercanos a Málaga, hacer el vertiginoso Caminito del Rey, relajaros en la playa de la Malagueta o hacer lo propio en el hammam Al-Andalus, que os transportará al pasado árabe de la ciudad.